¿Tienes hambre?
¿Qué te apetece comer hoy?


  • Introduce el código postal
    ¿Dónde estás?
  • Elije el restaurante
    ¿Cuál te gusta?
  • Haz tu pedido y disfruta
    ¡A comer!


Nuestros restaurantes de comida a domicilio:

Busca entre miles de restaurantes tu comida favorita y haz tu pedido sin salir de casa. Tenemos todas las gamas de comida, desde comida rápida (pizzas, hamburguesas, kebabs, etc) hasta comida casera (mediterránea, gallega, asturiana...), incluso paellas Valencianas!. Además de todas las comidas internacionales que te puedes imaginar: sushi de Japón, pasta italiana, comida mexicana, africana, asiática y de cualquier rincón del mundo. Disfruta de toda la comida sin salir de casa, con un par de clics, toda la comida a domicilio y para llevar a tu disposición.

Cuéntanos qué te apetece comer hoy: 

Háblanos también de tu experiencia, de los restaurantes que han llevado la comida a tu domicilio. ¿Han sido puntuales? ¿Estaba la comida buena? ¿Qué tal el precio? Tu opinión es muy importante para nosotros, asi como para el resto de usuarios para poder escoger los mejores restaurantes de comida a domicilio. Anímate a compartir tu experiencia con el hashtag #hoymeapetece.

10 Consejos para pedir comida a domicilio desde internet:

  • Cuidado con el tiempo de entrega: si es un día especial en que mucha gente hace pedidos de comida a domicilio, es posible que el tiempo de entrega que indique la web no sea fiable y tarden más de la cuenta, vigila bien esos días.
  • Ojo con el pedido mínimo. Otro punto a tener en cuenta es el precio del pedido mínimo para que el transporte sea gratuito. Aunque esta información suele reflejarse en la web, es posible que pase desapercibida, y que si no llegas al pedido mínimo te topes con una sorpresa al recibir la comida.
  • Fíjate en los descuentos. En nuestra web puedes comparar qué portales ofrecen mayores descuentos. Algunos portales ofrecen el descuento en porcentaje, mientras que otros ofrecen un importe fijo. Normalmente estos descuentos están sujetos a un pedido de comida de precio elevado. Dedica unos segundos a calcular si te sale más a cuenta el descuento en porcentaje o en importe.
  • Compara los portales: Si un mismo restaurante está en distintos portales, es posible que los precios varíen ligeramente de uno a otro, por lo que puede valer la pena dedicar unos segundos y ver con qué portal sale más a cuenta realizar el pedido.
  • ¿Pagas con tarjeta de crédito? Si haces el pedido online tendrás la opción de hacer el pago al instante con tarjeta crédito, paypal... pero si haces el pedido de comida a domicilio por teléfono, muchos restaurantes no ofrecen la opción de pago con tarjeta y solo podrás pagar en efectivo.
  • Si es la primera vez, llama. Los buscadores de comida a domicilio, pese a que van mejorando día a día, no son 100% fiables. Algunos te pueden ofrecer restaurantes que en realidad no reparten en tu zona. Para evitar problemas, si es la primera vez que pides en ese restaurante, es aconsejable que te fijes en la dirección del restaurante, y si no conoces su ubicación, antes de hacer un pedido online, llama directamente y pregunta.
  • Si tu restaurante favorito no está en la lista, la próxima vez que llames, recomiendales que se pongan en contacto con algún portal de comida a domicilio, así la próxima vez podrás hacer el pedido directamente desde el ordenador
  • Cuidado con las raciones. Hay restaurantes que ponen raciones muy grandes y otros que ponen raciones muy pequeñas. Es importante pedir la comida justa para que no sobre ni te quedes con hambre.
  • Vigila con las fotos de los platos. Es posible que la comida que te llegue a casa no tenga nada que ver con la que se ve en la foto. Si es el caso, no dudes en quejarte.
  • Tu opinión es importante. Los portales tienen la opción de poner un comentario sobre el restaurante donde has hecho el pedido. Tanto si has tenido problemas (comida fría, han llegado tarde...) como si todo ha ido perfecto, es importante que compartas tu opinión para que otros usuarios elijan los buenos restaurantes, y para que los malos se pongan las pilas.